El Fuerte Rojo de Delhi: Uno de los lugares más mágicos de India

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Red Fort, Red fort in Delhi, Delhis Red Fort, Tourism in Delhi, Travel India, visit Delhi, Monuments in Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Fuerte Rojo, Red fort, Fuerte Rojo de Delhi, Red Fort Delhi, turismo en Delhi, viajando India, visitar Delhi, Monumentos en Delhi

Mira prendas similares: FaldaBufandaZapatosCollar

A la salida de la estación del metro de Chadni Chowk, presenciamos el caos que es la parte vieja de Delhi (Old Delhi). Esta mañana en el apartamento, todos nos pusimos de acuerdo y decidimos venir en grupo a visitar el Fuerte Rojo de Delhi, conocido como Red Fort, y aquí estamos parados ahora en la estación, evaluando las opciones de como llegar a ese lugar, que queda solo a 10 minutos a pie, sin morir insolados, y sin pagar un dineral a un auto rickshaw, que nos querrá cobrar 3 veces el precio solo porque sabe que vamos a una atracción turística. Finalmente decidimos tomar un rickshaw de los tradicionales, que son una bicicleta (tomamos varias), y estoy arrepentida al segundo de subirme, porque me muero de la tristeza de ver cómo el señor pedalea con todas sus fuerzas bajo el inclemente son de Delhi para llevarnos a mi compañera de cuarto y a mi.  Le pagamos y le encimamos una buena propina al pobre bhaiya bañado en sudor, y por primera vez tenemos la oportunidad de estar frente a frente con el imponente Fuerte Rojo de Delhi.

Como su nombre lo indica, el lugar está totalmente construido de piedra arenisca roja y tiene unas murallas hermosas llenas de historia y de misterio. en la entrada hay una placa donde se lee que 2007 fue declarado patrimonio de la humanidad y ahí estoy yo enfrente, emocionada por descubrir cada de rincón de este lugar que fue un palacio en el pasado.

Al entrar al Fuerte Rojo, hay un corredor con muy poca luz lleno de vendedores quienes nos recibe con una sonrisa y nos invitan a pasar a sus puestos iluminados por lámparas, que para ser sincera, le imprimen una sensación de misterio muy interesante al recorrido. Hay collares de canutillos y los bolsos con las lentejuelas bordadas, y todo tipo de accesorios que siempre me dejan sorprendida.  

Después de varios minutos de caminar el lugar llegamos a la mezquita Moti Masjid. El acceso no está permitido, pero inmediatamente reconozco la puerta hermosa con grabados pintada en dorado, que sirvió de inspiración para uno de mis primeros diseños en el trabajo. Me tomé cientos de fotos con la puerta y continuamos nuestro recorrido a los pabellones imperiales, característicos por ser todos en blanco, y ya puedo entender lo que querían lograr al construir el Fuerte Rojo como un paraíso en la tierra (de acuerdo a las escrituras del Corán). Es absolutamente hermoso.

Al final de nuestra visita nos quedamos un tiempo en los jardines de la parte trasera del Fuerte Rojo, donde a la sombra de los árboles, un poquito de brisa nos refresca para poder continuar a la próxima aventura, que será cruzar Chadni Chowk. Debemos pasar por ese mercado para volver a la estación del metro, pero ingresando por otra entrada, y como ya era un poco más tarde y la temperatura había disminuido unos cuantos grados decidimos caminar. El mercado tiene su caos característico y lógicamente muchísimas personas que lo visitan, y encima algunas partes de la zona tienen un alto tráfico vehicular también.  Por un momento pienso que fue una mala idea caminar, que debimos haber tomado un autorickshaw, costara lo que costara, porque el calor está insoportable y el turbante improvisado que me hice es lo único que evita que muera deshidratada.

Pero como les conté en el post anterior acerca de cómo cada minuto que pasa aquí es una oportunidad para que India te sorprenda, nos cruzamos con un desfile Krishna acompañado de sus «carrozas» decoradas con flores y su banda de músicos, y un hombre tocando la trompeta nos mira fijamente y posa de forma sutil para la foto. Luego de regresar en el metro hasta Lajpat Nagar y de un buen almuerzo en el restaurante afgano, estoy en la casa, tendida en la cama, viendo las fotos del día y no puedo pensar en un domingo más intenso pero feliz que este.

Leave your thoughts...