Necesito un Saree: ¡Voy a un matrimonio en Delhi!

Boda India, Saree, Saree Indio

Los recién casados

Luego de dos meses en Nueva Delhi, un amigo indio que es cercano a nuestro grupo de expats, decidió invitar a unos cuantos del apartamento al matrimonio de su hermana, y para mi suerte, yo estaba en la lista. Mis primeros pensamientos fueron: “No puedo creer lo afortunada que soy pero… ¿No es raro ir al matrimonio de una persona que aún no conozco?” y lo segundo fue “¡Tengo la excusa perfecta para usar un Saree!

Con respecto a lo primero, luego me enteré de que los matrimonios en India son un asunto muy importante para las familias aquí, especialmente para las más tradicionales (es decir, casi todas), y no tienden a ser algo tan íntimo como acostumbran a celebrarse los matrimonios occidentales en la mayoría de los casos (con solo familia y amigos). A los indios, les encanta tener muchísimos invitados (me han contado de matrimonios hasta con 2000 invitados) y para algunos, el hecho de que vayan extranjeros se ve como algo exótico o cool (que no es el caso de nuestro amigo Indio, él nos invitó porque quiso). 

Después de entender lo anterior, vino la parte más emocionante de ser invitado a un matrimonio: ¡Planear lo que te vas a poner! y por supuesto, ¿Qué sería más apropiado, más lindo y espectacular que usar un Saree en una boda en Nueva Delhi? ¡Nada! Y además, hasta donde estoy enterada, solo voy a estar en India por un año, así que debo aprovechar este momento y vivir este país como yo quiera, y eso incluye usar un sari.

Mi amiga y yo empezamos inmediatamente la búsqueda del outfit perfecto en todos los mercados de Nueva Delhi, empezando en Lajpat Market, que es el que queda más cerca de donde vivimos. Pero después de una tarde de intensa búsqueda, estábamos algo decepcionadas de ver que cuando en estos mercados venden un saree, solo es la tela divina en seda que se usa como una falda, sin incluir la blusa cortita y la falda que va debajo de la seda, y estas piezas generalmente se hacen a medida con un sastre o costurera. También pensamos en usar un salwar kameez, y aunque son absolutamente hermosos, no estábamos seguras si íbamos a ser capaces de lograr un look indio tradicional y convincente.

Cuando volvimos al apartamento, nuestra compañera rusa (que ha vivido en India como por 10 años) nos dijo que tenía muchos conjuntos de saree que podíamos usar si queríamos. Me encantó uno rojo con mangas bordadas, que por cierto iba perfecto con el único par de tacones decentes que traje de Colombia. Así que ya estaba lista para ir al matrimonio, solo me faltaban los accesorios, los cuales conseguimos muy rápido en una visita a Sarojini. Compramos pulseras, pashminas y bindis y con eso era más que suficiente, pero como todo allá es tan barato, vi un vestido negro, largo, que me gustó mucho, y decidí llevarlo porque me serviría para salidas los fines de semana.

Saree, saree indio, boda india

Probándome este Saree tan divino (no vean el desorden)

Nos empezamos a arreglar para la gran noche, y como mi compañera de cuarto es de la India, ella era la persona indicada para ayudarme a poner el saree. Primero me puse la falda que va debajo de la seda, que es de algodón y va bien apretada a la cintura, encima del ombligo. Luego me puse los tacones, para que mi compañera pudiera calcular bien el largo del vestido. Después de eso, me empezó a poner la seda del saree, que va doblada un montón de veces y se ajusta en la falda de algodón, y la última parte de la tela, va sobre el hombro izquierdo y cae en la espalda.

Pero después mi compañera me preguntó: “¿Dónde están los ganchitos? Los necesitamos para que todo se quede en su lugar”. Por supuesto, yo no tenía ni idea de esto y nunca los compré. Pero realmente no importó mucho, porque para ese momento casi no podía respirar de lo apretada que estaba la falda de algodón, y el bordado en las mangas me picaba horrible cada vez que movía los brazos. Entonces decidí que ir incómoda y con la posibilidad de que el saree se cayera mientras bailaba no era una buena idea. Lo mejor era usar otra cosa, así que no me quedó más remedio que ponerme el vestido negro, largo y sencillo que compré con todos los accesorios que pudiera.

Indian Saree, Saree for indian Wedding, saree for wedding

Lo que terminé usando: Un vestido negro y muchos accesorios

Saree, Boda india, Saree indio

Saree, Saree indio, Boda India

La llegada del novio

Indian Saree, Indian wedding, saree for wedding

Saree, saree indio, boda india

La novia haciendo su entrada

saree, Saree indio, boda india, boda hinduista

Pero nada de eso importó cuando llegué al matrimonio. Si claro, muchos invitados nos lanzaban miradas muy curiosas, pero esa iba a pasar con cualquier tipo de ropa. Yo logré olvidarme del asunto del saree por completo de lo emocionada que estaba de ver una recepción tan bonita en ese hotel del sur de Delhi. La verdad, había pasado un tiempo desde la última vez que me sentí tan feliz en mi vida. Vimos al novio llegar en un caballo blanco, mientras algunos hombres tocaba el dhol (un tipo de tambor) y los invitados (hombres) bailaban alrededor del novio, lanzaban billetes al aire y cantaban. Nosotros también bailábamos y nos movíamos al ritmo de los tambores, pero más que todo disfrutábamos viendo el evento. Mucho después, la novia hizo su entrada en un saree espectacular y muy colorido, con los tatuajes de henna en sus manos, bindis en el rostro, y rodeada por muchas flores. Después de esto, los recién casados se sentaron a tomarse fotos con todos los invitados durante casi toda la noche y los más jóvenes (incluyendo a mi amigos, al hermano de la novia y a mi) bailábamos canciones en hindi. Y aún no puedo explicar cómo no peso el doble, después de toda la comida deliciosa que pobre esa noche. Realmente puedo decir que mi primera noche en un matrimonio en India sin llevar un sari fue un éxito total. Vamos a ver si puedo decir lo mismo de las otras 300 noches que me quedan aquí.

–> Mira algunos de mis looks en Saree favoritos <–

 

Leave your thoughts...